Agradecimiento a:
Fotos: Julian Francisco
Texto por: Risso Alberto
Carlos Alberto Aguilera @Rissosays
5

La intimidad fraternal de Leiden inundó el Lunario del Auditorio Nacional con un show muy especial que arropó sentimentalmente a cada uno de los asistentes durante la la presentación de Los Muertos También Dejan Flores, su más reciente producción de estudio donde se afianza como una de las voces actuales que rompen esquemas y estigmas diferenciándose de sus contemporáneas musicales.

Los dulces acordes del ukelele del poblano Jósean Log fueron los encargados de abrir la velada en el Lunario. “Es para mi un honor estar aquí en este escenario, nunca lo había pisado, espero no sea la última vez,es un honor abrirle al enorme talento de Leiden“, dijo un emocionado Jósean Log tras interpretar temas como “La Luna” y “Parriba“.
Las tenues luces del Lunario se fueron apagando poco a poco para recibir la calidez de la compositora, mientras gritos emocionados y contendidos surgieron para recibirla; ataviada con un colorido vestido que homenajeaba sus herencias culturales, Leiden caminó sobre el proscenio decorado finamente con flores ‘congeladas’ para arrancarse con “Los Amantes“, track incluido en su nuevo álbum.
6
Estoy temblando, gracias por venir a la presentación de Los Muertos También Dejan Flores, hoy nosotros también vamos a dejar algunas flores, en serio gracias por estar“, aseguró la compositora y cantante de origen cubano justo antes de soltar “A Saber” y su letra que nos lleva tantas historias que se quedaron en un definitivo quizás.
Luego de entonar “Circular” que rezaba  “todo lo que hagome recuerda a alguien mássoy un prisionero de esta vida circular“, Leidenabrió su corazón para dedicar “María Revuelta” a su madre, quien se econtraba entre el público, en lo que representó uno de los momentos más entrañables de la noche.
La noche avanzaba y Leiden se adueñaba cada vez más del lugar, así llegó la beatboxer Tanía Nava como la primera invitada especial de la velada para rifarse la intensa “Calles de Papel“. “La siguiente canción va dedicada a todos los artistas independientes, a aquellos que a pesar del camino difícil no se rinden y hacen lo que su creatividad les dicta“, dijo emocionada justo antes de soltar la divertida “Por Reírnos“.
2
La mezcla de jazzfolkblues con sonoridades latinas que Leiden plasma en cada una de sus piezas quedó en evidencia con “Labios Abiertos“, un track que denuncia los horrores bélicos que vivimos en estos tiempos de tensiones políticas y discursos que pretenden separar al mundo mediante violencia y racismo, una pieza dedicada al mundo entero pues somos la única especie que se auto destruye.
Luego de un pequeñísimo intermedio, Leiden llamó al escenario a la talentosa cantante de jazz Ingrid Beaujean para una emocional y sentida versión de “Todo se Incendia“, track abridor de su nuevo álbum que integra elementos jazzísticos y folk con la sabrosura latina característica de Cuba, de donde es originaria, sumado a la ya inconfundible e irresistible voz de Leiden.
Por unos minutos la tristeza y melancolía de “Al Mar” llenó la atmósfera del Lunario gracias a sus versos que cantaban a la desesperanza de los amores que se fueron y dejaron un vacío irreemplazable, sentimientos ahogados que se pueden palpar gracias a la conmovedora voz de la la interprete mexico-cubana.
Uno de los momentos claves de la noche llego de la mano de “Te Doy Mis Ojos“, cuando, sorpresivamente, Leiden invitó a una persona del público para un anuncio importante: un anilloun sí, y Leiden como testigo de una unión amorosa, “siempre seré su madrina“, le dijo a la recién comprometida pareja; los invitados seguían llegando y para “Cielos de Sorpresa“, el fenomenal bajista Alonso Arreola desfiló por el escenario para una incendiaría interpretación que fue aplaudida sin tapujo alguno por los asistentes, aún más vitoreada fue la llegada de Juan Manuel Torreblanca para aventarse “Un Dibujo en el Suelo“.
La ceremonia musical llegaba a su fin, “Hojas de Cristal” y “Turbio el Corazón” caían sobre nuestros oídos; gritos y lágrimas explotaron cuando la también socióloga desató “Anhelé” y “Cuando Soñaba“, todos estas rolas extraídas directamente de su primer disco homónimo (Leiden) de 2014.
Les dedico sinceramente esta canción a todos ustedes por haber venido, hay que irse con el corazón lleno” dijo Leiden mientras estrujaba su ukelele para cantar la emblemática “Tonada de Luna” que, literalmente, hizo suspirar a todo el Lunario.
La mejor manera de cerrar esta noche es con un conjuro” y así lo hizo, el hechizo ya estaba hecho y surtía efecto.